El vino, una tradición más allá de las fronteras

Por Coviman En General

26

Nov
2019

Recomendado por expertos para la gente mayor y muy empleado en diferentes celebraciones para brindar, el vino está presente en casi todo el mundo para decenas de contextos, lo que le permite ser también un gran negocio.

Con una rica historia que lo avala, el vino fue producido por primera vez en el año 5400 AC durante el neolítico, en la región que actualmente le pertenece a Irak. Aunque, cabe destacar, se estima que apareció unos años antes en Armenia.

Así, la producción de vino fue incrementándose con los años gracias a la presencia de la cerámica y, claro está, por la aceptación que tenía por parte de los habitantes de la época. Su mayor pico de difusión se dio cuando llegó a Egipto en el 2000 AC.

No obstante, Grecia era una de las regiones donde más se consumía esta bebida proveniente de la uva, por lo que su posterior expansión por el resto de Europa se dio de manera rápida.

Además, los griegos mezclaban el vino con agua y eran quienes mejor lo conservaban (sobre pellejos de cabra) y elaboraban planes de cuidado del mismo. Esto último puede evidenciarse en antiguas documentaciones que así lo certifican.

Lo cierto es que con el correr del tiempo esta bebida contó con un gran apoyo de la sociedad occidental (principalmente la clase alta) y era puesto como testigo de cada acontecimiento histórico de la región como, por ejemplo, la firma de un tratado.

En tanto los griegos, egipcios y romanos proclamaban al vino como sagrado y, en distintos rituales desarrollados a lo largo de los años, se referían a Baco o Dioniso, el dios de los videños.

La presencia del vino en los hogares

Con una biblia que desde aquel entonces ya hacía mención al vino en reiteradas ocasiones, los europeos conocían a la perfección los procesos de fermentación de la uva y, así, podían mejorar esta bebida y hasta producir nuevas variantes.

Así fue como con la evolución del mundo, la cultura del vino se fue expandiendo hasta el resto de los continentes. A su vez, al optimizarse su producción, esta tradicional bebida pudo llegar también a familias de clase media y baja.

Si bien actualmente los vinos están prohibidos para los menores de edad por el alcohol, en muchos hogares están presentes para brindar y hay quienes lo recomiendan para los individuos mayores de 60 años.